ES DEMASIADO CARO. ¿PODRÍAS AJUSTARME EL PRECIO?

 

¿Te recuerda a algo esta frase? Seguro que la habrás escuchado en más de una y de dos ocasiones, ¿a que sí?

 

Y es que cuando vendes un servicio propio muchas veces lo que más cuesta es hacer entender a tus clientes por qué tu servicio tiene ese precio. ¡Con lo que cuesta ya ponerle uno!

 

Y es que al hacerlo nos entran muchas dudas … y al final caemos en el error de pensar que si lo ofrecemos muy caro nadie nos va a comprar y que si lo cobramos más barato que los demás, los clientes nos lloverán.

Pero... ¿de verdad esto ocurre?

 

Si nos paramos un momento a analizar cuántos clientes nos han comprado sólo por nuestro precio, ¿cuántos serían? Seguro que muchos menos de los que creemos.

 

Y si además de cobrar barato, esto nos supone trabajar con clientes con los que no nos sentimos a gusto porque nos exigen mucho y no están dispuestos a pagar más... ¿Qué sentido tiene nuestro trabajo? 

 

Todos sabemos lo que es estar en una reunión de ventas con un posible cliente y que nos pida un presupuesto ajustadito. Y eso muchas veces es lo que hacemos, le enviamos el presupuesto con algún descuento pensando que así cerraremos la venta. Ya sé que muchos de vosotros estaréis pensando que es lo normal, que qué otra cosa podríais hacer… y yo me pregunto ¿de verdad que nos interesa trabajar con un cliente que lo que más valora de nuestro servicio es su precio?

 

Definir el cliente ideal de tu negocio, (otro de los grandes problemas con el que se encuentran las pequeñas empresas), y tener claro cuánto valen tus servicios es fundamental en cualquier negocio. De hecho es lo primero que debería hacer cualquier persona que esté pensando en emprender antes de dar el salto.

 

¿Por qué es tan importante? Hacerlo, y sobre todo hacerlo bien, te permitirá disfrutar de una empresa en la que te guste trabajar y además resulte rentable. Y eso es al final el motivo por el  que decidimos crear la nuestra, ¿verdad?

 

Entonces, ¿qué habría que tener en cuenta a la hora de definir el precio de los servicios que queremos vender? Aquí te doy unos consejillos…

 

   1.Investiga qué precios están cobrando tus principales competidores por los mismos servicios que ofreces tú. Te servirá de referencia, sobre todo al principio.

 

 

   2. Haz un estudio de todos tus gastos e inclúyelos todos: alquiler, reta, desplazamientos, teléfono, asesoría,…       

Divide el resultado por los días laborables del mes (20) y después divídelo por 4 horas de trabajo al día. ¿Y por qué sólo 4? Porque hay horas del día que tendrás que realizar tareas por las que no vas a cobrar: salir a vender, facturación, preparar presupuestos, responder mails, acudir a eventos relacionados con tu profesión, formaciones, etc, pero que son una parte fundamental de tu negocio y que económicamente deberán cubrir tus clientes.

 

Pongamos un ejemplo:

 

Gastos mensuales: 1.950€

1.950€ / 20 días: 97,5€

97,5€/4 horas: 24,38€ éste es el precio de una hora de trabajo. Si ese servicio le dedicamos 8 horas al mes, 195€ debe ser el precio mensual que tendrá que pagar cada cliente del mismo.

 

¿A que ahora es más fácil saber cuánto podrías cobrar por tus servicios?

 

3. Si tu servicio es diferente, si ofreces una solución innovadora o resuelve problemas importantes de tus clientes, aprovecha esa ventaja para diferenciarte y darle más valor a tu empresa o servicio en cuestión.

 

 

  1. Si quieres cobrar más, tendrás que decir a tus clientes porqué.  Ten claro los beneficios que ofreces y díselo a tus clientes. Explícales por qué has decidido ofrecerlo, para qué les va a servir, en qué les va a beneficiar y cómo.  

 

  1. Recuerda que tu experiencia, tu formación y tu tiempo tienen un valor. ¡Nunca lo olvides!

 

  1. Por último, no pasa nada por decirle a un cliente que no. ¡De hecho está genial. Ya sé que al principio da miedo porque eso supone perder ingresos pero te garantizo que no te arrepentirás. Es importante que tengas claro que NO todo el mundo PUEDE NI DEBE ser tu cliente.

Espero que este artículo te haya resultado útil y que te ayude a definir de una manera más sencilla los precios de tus servicios.

 

Si no lo tienes todavía muy claro y quieres que te eche una mano, ponte en contacto conmigo y lo haré encantada.

 

Vanesa