Dicen los expertos que diariamente tenemos una media de 60.000 pensamientos al día (sinceramente no los he contado), lo que sí sé es que con la persona que más hablo diariamente es conmigo misma ¿Te ocurre a ti lo mismo?

 

Todos los seres humanos nos caracterizamos por funcionar acorde a unos patrones mentales, una forma de pensar y actuar, y cada cual responde a la realidad según su propio mapa de ésta. Esta respuesta condiciona nuestro comportamiento, nuestra actitud y, con ello, la capacidad de conseguir los objetivos que deseamos.

 

Si cuando nos hablamos a nosotros mismos nos decimos cosas como “buff, eso es muy difícil, no podré conseguirlo”, “no se me dan bien las matemáticas”, “no soy tan bueno como ellos ”, …¿Qué crees que ocurrirá? Pues sí, lo que ocurrirá es que nunca lo conseguirás, que nunca te esforzarás en aprender o mejorar tu cálculo y que creerás que no te mereces el mismo éxito que ellos.

 

 

¿Por qué no paras un momento y te enfocas en lo que pasa por tu cabeza?

 

¿Qué te dices a ti mismo?

 

¿Te hablas con respeto o te cuestionas todo el tiempo?

 

 

¿Sabes cuánto tiempo y esfuerzo estás utilizando a diario en boicotearte a ti mismo?

 


Y es que a veces tan sólo una SIMPLE PALABRA puede tener en nosotros mismos un impacto tremendo.

 

Voy a compartir contigo las 3 palabras que si las utilizas de forma habitual te garantizo que te están alejando de la acción y de tus metas. Y también cómo puedes cambiarlas.

 

• PERO

 

¿Qué ocurre cuando después de una frase aparece un "pero"?

 

Yo siempre digo que el PERO es el TIPPEX UNIVERSAL (ese líquido blanco que sirve para borrar algo que has escrito mal)

 

Ejemplo: Quiero un coche pero no tengo dinero

 

Te invito a que la digas en voz alta y contestes del 1 al 10 que probabilidades crees que tienes de conseguir un coche.

 

Y ahora cambia el orden de la frase y sustituye pero por un aunque

 


Ejemplo: Aunque no tengo dinero quiero comprarme un coche e invito a que la digas en voz alta y contestes del 1 al 10 que probabilidades tienes de comprarte un coche.

 

 NO PUEDO

 

En muchas ocasiones pensamos y utilizamos expresiones negativas como NO PUEDO, NO SE HACERLO, NO SOY CAPAZ, … que de una forma totalmente inconsciente paralizan la acción

Prueba a ver qué ocurre si añades a cada una de estas frases un TODAVÍA. ¿Qué pasa?

 

 

¿Cómo resuena en ti?

 

• TENGO QUE

 

Tengo que recoger a los niños, tengo que llamar al médico, tengo que enviar un mail, tengo que preparar la reunión semanal, tengo que, tengo que ……… ¿Te suena?

 

LOS TENGO QUE´S ¡!!!!! Son como losas que llevamos en nuestra espalda, pesan horrores y nos bloquean y paralizan.

 

Prueba a ver qué ocurre cuando sustituyes un TENGO QUE, por un VOY A … ¿Cómo te sientes?


Ahora que ya sabes el impacto que puede tener una simple palabra en tu comunicación contigo mismo/a, te invito a que lo experimentes y pongas en práctica. Piensa que llevas mucho tiempo con unos haciéndolo, por lo que lo único que necesitas es PRACTICAR, PRACTICAR y PRACTICAR hasta que se convierta en un hábito.

Y quiero dar un paso más allá.

 

¿Te imaginas cómo tu comunicación puede estar impactando a tus contactos, a tus clientes, a tu equipo, a tus ventas, a tus resultados?

 

La Comunicación Efectiva es el pilar de la venta. Por experiencia propia te puedo decir que no es necesario hablar mucho ni desgastarte intentando convencer a tu cliente que tienes justo lo que el/ella necesita. Con tu comunicación puedes despertar el interés o desinterés por saber más sobre lo que le estás ofreciendo. Una sola palabra puede acercarte o alejarte de tu interlocutor, puede ayudarte a situar a tu cliente en un estado emocional positivo o negativo.

 

No podremos comunicarnos de forma asertiva, positiva con los demás y conseguir los resultados que deseamos si no aprendemos a hablarnos a nosotros mismos de la misma manera. Cambia la forma de comunicarte contigo mismo y verás como conseguirás alcanzar todas las metas que te propongas.

 

 

Gracias por tu tiempo y no dejes pasar ni un segundo más sin tomar algún tipo de acción inmediata que te ayude a avanzar hacia tus metas

 

¡Hasta pronto!

 

Vanesa