La captación de clientes es uno de los temas que más preocupa en la actualidad a la mayoría de las pequeñas empresas, ya que hasta hace unos años estábamos acostumbrados a que los clientes solicitasen nuestros servicios o productos sin apenas hacer ningún esfuerzo comercial.

Por eso, teniendo en cuenta la nueva realidad a la que nos enfrentamos los gerentes de pequeños negocios, estamos en un momento en el que debemos agudizar mucho más nuestro ingenio y poner en marcha diferentes fórmulas que nos permitan incrementar nuestras ventas.

Ya lo sé, ya sé que me dirás que tienes poco tiempo, que tu negocio te exige hacer un montón de tareas distintas cada día, que entre tu trabajo y tu vida personal ya tienes bastante de lo que preocuparte.... Pero a pesar de ello, estoy segura de que hay muchas ideas que bullen en tu cabeza que estás deseando implementar y muchas cosas que te gustaría hacer para que tu negocio crezca, ¿a que sí?

 

Pues siento decirte que tan sólo tienes dos opciones:

• seguir dejando todo para más adelante y seguir haciendo las cosas como hasta ahora, esperando que llegue el momento ideal, y ya te advierto que nunca llega.

• dejar de hablar de todo lo que quieres hacer, de las ideas que te gustaría llevar a cabo y ¡ponerlas en marcha ya!

Teniendo en cuenta que lo más importante en una empresa es conseguir clientes, ya que es la única manera que existe para que un negocio sea viable, hoy quiero proponerte 3 estrategias que te van a permitir captar nuevos clientes para tu empresa y que harán que las ventas de tu empresa aumenten:

 

1.Organiza actividades en tu empresa dirigidas a tus clientes y o potenciales clientes. Promueve iniciativas en las que puedas demostrar que eres el máximo experto en determinada materia, con la que fomentes y amplíes el área de conocimiento para potenciar el área de negocio en esa especialidad. Pueden ser charlas formativas, jornadas técnicas, ponencias,…Puedes publicitarlo en la web y redes sociales de tu empresa, y aprovechar esta ocasión para contactar con aquellos potenciales clientes que te interesa que asistan con la excusa de invitarles personalmente. Eso sí, es importante que tengas en cuenta que estas acciones no siempre son exitosas al principio, debes ser persistente.

 

2.Inscríbete en eventos o actividades que organicen o donde acudan nuestros potenciales clientes. Seguramente en tu ciudad habrá organismos o entidades (Cámaras de comercio, Confederación de empresarios, Asociaciones,…) que organicen reuniones de networking, eventos, charlas, afterworks, desayunos, etc... con temáticas concretas donde puedes participar como asistente por muy poco dinero o incluso gratis. Acudir de forma regular a estos eventos te ayudará a dar a conocer tu empresa y a ampliar tu red de contactos. Esta es una forma fantástica de explorar nuevas vías de colaboración, de crecer profesionalmente y de ampliar tu red de contactos y/o clientes.

 

3. Lleva a cabo campañas de concertación de reuniones comerciales. Estas acciones puedes realizarlas tú directamente o formar a alguna persona de tu empresa para que las lleve a cabo. Mi consejo es que antes de hacerlo definas muy bien quién es tu cliente objetivo para elaborar una buena base de datos; establecer el tiempo que le vas a dedicar cada día o semana, preparar un argumentario de llamada y revisarlo de vez en cuando para comprobar su efectividad, así como un plan de seguimiento que te permita seguir en contacto con las personas no interesadas.

 

Si te interesa este tema y quieres aprender y/o mejorar tus resultados a la hora de concertar reuniones con nuevos clientes, puedes inscribirte en nuestro curso “Cómo Concertar telefónicamente una visita en 30 segundos” que vamos a impartir en A Coruña el día 30 de noviembre, en Vigo el 1 de diciembre y en Madrid el 19 de enero de 2018. Puedes ver toda la información en nuestra web.

 

AHORA TE TOCA A TI

 

Elige una de las 3, la que puedas llevar a cabo más fácilmente, y ponte manos a la obra. Después ya irás implementando poco a poco las otras en tu negocio. Lo importante es empezar a hacer cosas diferentes para conseguir resultados distintos. ¡Y ya verás cómo los consigues!

 

No te olvides de que antes de empezar a realizar cualquiera de estas acciones debes planificarlas, dedicarles tiempo cada semana. No es suficiente dedicarle una semana o dos y después no volver a llevarlas a cabo hasta dos meses más tarde. Decide cuánto tiempo vas a dedicar cada semana (días, horas) y sé constante. Si eres persistente y metódico los resultados llegarán.

 

Espero que este artículo te haya sido de utilidad y que te ayude a conseguir más clientes y más ventas.

¡Hasta pronto!

Vanesa